Tipos de cámaras de seguridad

A la hora de instalar un sistema de videovigilancia para nuestro hogar o negocio es imprescindible conocer algunas cosas: la instalación de cámaras de seguridad tiene unas características muy particulares y  es importante saber bien qué tipo de sistema de cámaras es el más adecuado:

Para empezar, vamos a ver qué tipos de cámaras de seguridad hay:

  1. Cámaras de interior: estas son las cámaras más sencillas de todas. No necesitan carcasa ni visión nocturna, pues suelen estar en lugares cubiertos y con luz las horas que necesitan de supervisión.
  2. Cámaras con infrarrojos: estas cámaras son perfectas para lugares donde la iluminación es escasa o para lugares donde se necesite vigilancia 24 horas. Cuando hay oscuridad, estas cámaras activan de forma automática los infrarrojos y graban en blanco y negro.
  3. Cámaras antivandálicas: En zonas de mucho tránsito o zonas muy expuestas, es más probable que sucedan robos y actos vandálicos, estas cámaras están cubiertas con una carcasa resistente a los golpes y se mantienen fijas para grabar todo lo que ocurre. Son ideales para comercios, almacenes, parkings…
  4. Cámaras IP: estos sistemas de cámaras de seguridad van conectados directamente a Internet, y se pueden ver las imágenes desde cualquier dispositivo que tenga Internet en cualquier parte del mundo.
  5. Cámaras con movimiento y zoom: estas cámaras de seguridad podrían ser buena opción para grandes superficies, donde se necesita que las cámaras vigilen siguiendo una ruta de movimiento, y para instalaciones de CCTV, que tienen a una persona monitorizando las cámaras.
  6. Cámaras ocultas: Por último están las cámaras de seguridad ocultas. Estas “cámaras espías” son perfectas para grabar un lugar con total discreción, van colocadas dentro de algún objeto de manera que no se vean, y pasan 100% desapercibidas.

Hay sistemas que reúnen varias características en una sola cámara.

Para la instalación es recomendable no colocar la cámara en una posición frente a una fuente directa de luz, para evitar perder imágenes por el efecto contraluz. También es importante evitar los lugares poco iluminados (en caso de que la cámara de seguridad no tenga visión nocturna). Si la cámara no tiene infrarrojos y el lugar tiene poca luz,  puede ser buena indea instalar iluminación adicional para mejorar la calidad de la imagen grabada.

En cambio, si queremos instalar una cámara de seguridad en un lugar donde la iluminación sea cambiante, lo recomendable es que la cámara tenga lentes autoiris (la cámara ajusta su óptica según la cantidad de luz que haya).

 

Si necesitas una empresa experta en la instalación de cámaras de seguridad y sistemas avanzados de videovigilancia en tu hogar o negocio, no dudes en contactar con ETTERNA.